Vuelta a la rutina en el Vero Boquete

  • Tras pasar en la Copa Federación, el Compos quiere mantener su fortaleza en casa ante el Polvorín

Santiago de Compostela, a 4 de octubre de 2019.

La SD Compostela vuelve este domingo a la rutina en el Vero Boquete. Después de eliminar al Arandina en los dieciseisavos de la Copa Federación, los nuestros ya se centran en su nuevo reto, el duelo ante el Polvorín, en esta semana de Champions. Con la intención de mantener la fortaleza del fortín, los blanquiazules quieren lograr los tres puntos para seguir en la parte alta.

Con la moral alta, después de un gran comienzo del campeonato liguero, y las buenas sensaciones mostradas en el encuentro de ayer, los santiagueses saben que no se podrán relajar ante un rival, filial del Lugo, que también apuesta por el fútbol de toque.

“Es un equipo superdinámico, que intenta jugar desde atrás, con jugadores verticales, con buen pie y mucha calidad, que apuestan por el juego combinativo, sin miedo a nada”, analizó Yago Iglesias en la rueda de prensa previa.

Precisamente, el cuerpo técnico destaca las cualidades de su plantilla, en la que muchos de ellos ya han estado a las órdenes de Manuel Jiménez. “Al ser un filial de un equipo profesional, varios de sus futbolistas ya entrenan con el primer equipo, por lo que tienen ese ritmo de competición, y alguno incluso ya ha debutado”, manifestó.

Por este motivo, esperan un encuentro equilibrado, en el que los nuestros tendrán que mostrar su mejor cara, igual o superior a la de hasta ahora. “Será muy complicado, pero tenemos que analizar bien al rival y recuperar bien las piernas. Ya hemos adelantado trabajo durante la semana y la idea es que lleguemos frescos de piernas para ser de nuevo el Compostela de San Lázaro”, explicó.

Con esa premisa, Yago adoptó el duelo de copa como una buena prueba de fuego para lo que tienen por delante. “Sin duda, ha sido una buena preparación para el domingo, ya que presionaban con cinco jugadores arriba. El escenario de la primera parte fue muy bueno para tomar nota y seguir creciendo”, comentó.

Por todo ello, espera que el calor de la afición se note más que nunca, aportando ese ánimo extra necesario para que el choque salga adelante. Siguiendo fieles a su estilo de juego, el Compos quiere agradar de nuevo a la parroquia blanquiazul, manteniendo su posición de privilegio en la tabla.

Con todos los jugadores disponibles, los dieciséis que sean de la partida intentarán, por todos los modos, mantener la magia de su fortín, una unión que, como ya se ha notado, se hace vital para luchar por todo en esta temporada.

Compartir en Redes Sociales

Relacionado