Volver a ganar en un estadio histórico

  • La SD Compostela se enfrentará este domingo al Numancia con el objetivo de regresar a la senda de la victoria

Santiago de Compostela, a 23 de abril de 2021.

La SD Compostela viaja este fin de semana a Soria con el objetivo de volver a la senda de la victoria. Intentando desquitarse de la primera vuelta de esta Fase Intermedia, los nuestros intentarán superar a todo un Numancia en el Estadio de Los Pajaritos, campo histórico del fútbol español. Con ilusión y mucho trabajo, los blanquiazules esperan sacar el reto adelante.

Bajas. Joel ya está haciendo cosas con el grupo y estamos muy contentos. Ahora nos queda Hugo, que hizo unas pruebas esta semana y parece que está evolucionando y cicatrizando esa lesión que tiene. Dentro de lo vivido el fin de semana pasado, fue una semana buena porque recuperamos, prácticamente, a todo el grupo y porque la llegada de Joel es un motivo de alegría.

Nueva semana, nuevas ilusiones. Seguimos con nuestra línea de crecer como equipo semana a semana. Lo vivenciado el domingo pasado nos dejó una resaca más larga de lo normal, pero una de las cosas que hemos hablado, sobre todo para los que llegaron nuevos, es que hay unas vivencias en este equipo, desde hace un tiempo, que parece que está destinado a reinventarse año a año con situaciones un tanto fatídicas. Recuerdo el playoff contra el Salmantino, el gol del Alavés B en el 94 y este fin de semana ese penalti en el añadido que nos aparta un poco, virtualmente, de esas opciones de seguir peleando por la nueva categoría. Con todo, todos los lunes sale el sol, en el momento en el que empieza una nueva semana, lo afrontamos con nuevas ilusiones. Viendo entrenar al equipo esta semana notamos que está en buena sintonía, que hay muy buen ambiente y por el nivel que están demostrando, el domingo puede ser un buen día en Soria.

Acabar lo más arriba posible. Este equipo está acostumbrado a resurgir, a crecer en base a las adversidades que se van dando y haciendo un poco de repaso de estos años, estas pequeñas piedras que nos hemos ido encontrado han sido duras, pero en el cómputo general ha habido más alegrías que tristezas. Lo del otro día fue un palo para todos, pero hay que hacer valer lo que el equipo hizo a lo largo de la temporada, peleando por lo que estamos peleando, cuando al principio nadie contaba con nosotros. Y a partir de ahí, esta segunda vuelta de esta segunda fase la afrontamos con la idea de dar nuestra mejor versión y ser un equipo competitivo para intentar acabar lo más arriba posible. Si este finde hacemos un buen partido en Soria y podemos ayudar a nuestros compañeros gallegos de grupo, mejor que mejor.

Estar en la mejor versión. Tenemos ese resquemor o espinita clavada de que el partido de la primera vuelta no fue nuestro mejor encuentro, aunque el Numancia hizo muchas cosas bien. Es un equipo muy sólido, que en las distancias cortas es muy bueno y que el apodo de transatlántico de la categoría es una realidad, ya que tiene otro nivel tanto grupal como individual, pero queremos ser ese equipo que se ha demostrado a lo largo de la temporada en escenarios como Riazor, Barreiro o Pasarón, y con esa intención vamos. Queremos brindarle la victoria a nuestra afición y, sobre todo, a nosotros mismos, que nos va tocando una victoria después de mucho tiempo. Para ello hay que estar en la mejor versión y en eso estamos trabajando.

Mejorar la primera vuelta. Tenemos que buscar motivaciones en cualquier lado. Este año tenemos muchas motivaciones a las que agarrarnos para siempre sacar nuestra mejor versión. En este caso, una vez ya hemos competido contra los tres equipos del otro grupo, el Numancia nos dejó buenas sensaciones, pero también nos quedamos con la espinita ese día de que no dimos nuestra mejor versión. Por ello, a nuestro mejor nivel, o cerca de él, podemos sacar algo positivo no sólo contra el Numancia, sino contra los tres. En esta segunda, el objetivo es mejorar la primera vuelta y todo empieza yendo a Soria este domingo, en un campo de primerísimo nivel y contra un equipazo. Sabemos que para ellos, después de la derrota contra el Deportivo, será importante ganar para que no se distancien, pero nosotros seremos profesionales hasta al final y no vamos a bajar los brazos en ningún momento.

Jugar en un estadio como este. Siempre motiva y es un aliciente ir a un campo que hace nada veías por la tele y que ahora te toca a ti ir allí, contra jugadores que hace un año los seguías por la tele y que ahora son del mismo nivel que tú. Es un aliciente para que el jugador y el equipo esté siempre pisando el acelerador. A partir de ahí, somos conscientes del rival que estará enfrente, del escenario al que vamos, pero también de que hemos hecho grandes partidos en este tipo de campos y vamos con toda la ilusión del mundo para dar nuestra mejor versión y demostrarnos, una vez más, que nuestro nivel es el de la categoría y que nuestra manera de entender las cosas es la adecuada para sumar los puntos. Nos estaremos jugando más o menos a nivel cuantitativo, pero si nos estamos jugando mucho a nivel personal, porque estamos entrenando y compitiendo ya para ser una mejor versión nuestra y mejorarnos a nosotros mismos, estamos compitiendo además contra nosotros mismos para demostrarnos que seguimos apretando, manteniendo el nivel y que en ningún momento vamos a bajar los brazos.

Competir hasta el último día. Estamos obligados a competir hasta el último día, no por objetivos, que está más que cumplido, ni por clasificación, sino por ser fieles a nuestros valores, identidad e idea. Lo que ha caracterizado a este equipo a lo largo de la temporada es que siempre ha querido dar su mejor versión y demostrar que hay nivel suficiente para estar en esta categoría y este partido no va a ser menos, a eso vamos.

Formato de las nuevas ligas. El formato que quieren hacer es piramidal, con un escalón más, en el que la Segunda RFEF será el nivel de la antigua Segunda B. Hay gente que lo quiere menospreciar y decir que quedar en Segunda RFEF es un descenso, a lo cual no le encuentro lógica por ningún lado, porque sigo estando en el mismo nivel. El formato piramidal hará que sean grupos de 18 o 20 equipos y entiendo que será por proximidad, y veo que el nivel seguirá siendo alto. Lo que puedo apreciar desde la distancia es que la Federación quiere ir subiendo el nivel de las categorías, porque en unos años quieren subir los requisitos, lo cual me parece adecuado. En cuanto a la categoría en la que seguramente estemos nosotros, la veo como la Segunda B antigua y el formato que da la RFEF así lo hace ver.

Quitarse el sombrero con la filosofía de club. Nos queda un poco de pena por las últimas semanas en esta segunda fase, porque todos tenemos una ilusión enorme y al vernos lejos de equipos como Deportivo o Racing parece que la temporada del Compos ha sido menor. Por ello, una de esas ilusiones que tenemos de ir a Los Pajaritos a por los tres puntos o ganar al Marino en casa es precisamente esa, para que la gente no olvide lo que estamos haciendo. Que no olvide, además, por encima de todo, porque creo que es la definición del club, la manera de hacer las cosas, la filosofía y el proyecto, porque eso se cumple a rajatabla, en cuanto a la filosofía de fichajes, perfil de jugadores o entrenador y estructura de club, lo cual el equipo, aún por encima, lo transmite con creces en el campo. Sabemos lo que somos, de dónde venimos y cuál es nuestra idea, pero en cuanto pita el árbitro no hay equipos grandes o pequeños, competimos contra todos y con una idea que ha dado y sigue dando que hablar, que ha levantado expectativas grandes con lo que podíamos hacer y lo que estamos haciendo. Una vez más, sacarse el sombrero con todos: con los propios jugadores, la junta directiva y los aficionados, que nos consta de primera mano que están encantados con lo que el equipo hace.

Compartir en Redes Sociales

Relacionado