Víctor Pazos, coordinador de la base: “Educar a los niños y niñas en los valores del deporte creo que es lo que marca la diferencia”

Para que le conozca la gente, ¿cuál es su experiencia en el mundo del fútbol? ¿Podría resumir su currículum deportivo?

Mi experiencia como futbolista fue muy corta, pero intensa. Con 24 años tuve que dejar de jugar por una lesión de rodilla. Jugué en equipos como el Xallas, Castriz, Minero, Alcaian, Negreira o  Montañeros.

Luego, quité los títulos de entrenador y en el banquillo estuve en el Alcaian, Castriz, Xallas, Bertamiráns, Sporting Zas, Soneira y Tordoia.

Soy entrenador Nacional y tengo el Curso de Director Deportivo y el Máster de Entrenador, ambos de la RFEF.

¿Cuáles serán sus funciones en esta nueva etapa?

A modo de resumen, llevaré la dirección deportiva del fútbol base del club.

Parece que este nuevo proyecto será un punto de inflexión para el club con algunos cambios en la estructura de las categorías inferiores. ¿Cuál será el nuevo camino a seguir?

Primeramente, debemos fijarnos en la captación de niños. A día de hoy tenemos los equipos muy escasos de efectivos y nos faltan varios equipos para completar una buena estructura. A partir de ahí, debemos crear una metodología tanto deportiva como de funcionamiento acorde con el club para obtener los mejores resultados.

¿Cuáles son las principales bases de este proyecto?

Lo importante en cualquier proyecto de fútbol base es disponer de en un número de niños y niñas suficiente para poder llevar a cabo un buen plan deportivo.

Después, disponer de uno buen grupo de entrenadores que formen y optimicen el talento de los pequeños.

Y para finalizar, apoyarse en una buena metodología de trabajo.

Como coordinador de la base, ¿qué principios fundamentales cree que se deben de trabajar en una escuela de fútbol?

Educar a los niños en los valores del deporte creo que es lo que marca la diferencia. Es importante que aprendan de táctica y técnica, pero muchas veces olvidamos otros aspectos igual de importantes: valores como el compromiso, saber que hay que asistir a los entrenamientos siempre, el compañerismo, ayudar al compañero cuando te necesita, el sacrificio, dar más cuando ya no se puede, el respeto o enseñarles a saber perder y a ganar sin excusas, sin faltarle al árbitro ni a los rivales. Estos aspectos y un largo etcétera, que sí conseguimos inculcárselos tendremos mucho trabajo hecho.

¿Cómo es la elección de entrenadores? ¿Son titulados y formados en este ámbito?

Los entrenadores deben ser todos titulados, pero más allá de titulaciones, los entrenadores tienen que saber en qué club están y lo que representa. Tienen que ser apasionados del fútbol y tener muchas ganas de seguir aprendiendo, y saber en todo momento que el club está por encima de cualquier “capricho personal”.

Uno de los proyectos que había para este año era la creación de un equipo de biberones que acaba de debutar…¿cuál es ahora el siguiente objetivo? ¿Un equipo femenino?

El siguiente objetivo, como te decía antes, debe ser completar los equipos que nos faltan. Nos falta la categoría Prebenjamín en el club, y tenemos que reforzar el resto de los equipos que andan muy escasos de efectivos. Una vez esté la estructura bien consolidada expondremos otros objetivos. Un equipo femenino sería algo estupendo. El club ya tuvo uno en su momento y no se descarta nada.

¿De cuántos equipos consta la cantera y qué número de jugadores hay a día de hoy? ¿Está creciendo?

Hasta ahora teníamos poco más de 100 niños y niñas repartidos en 8 equipos. Ahora venimos de incorporar 20 niños más en un equipo biberón y para el año esperamos seguir creciendo.

Campus de fútbol en Navidad y verano, torneos…¿qué tienen a mayores los canteranos del Compostela, más allá de la pura competición para seguir dándole formación?

Pues tenemos en proyecto varias iniciativas de cara a la próxima temporada. Creemos que la formación deportiva no finaliza en el campo de fútbol. Nutrición, reglas de juego, educación física y otros campos los consideramos muy importantes para una óptima formación del deportista.

¿Cómo se conciencia a los deportistas de las categorías inferiores sobre la importancia de la nutrición en su crecimiento? ¿Se le dan algunas pautas sobre cómo alimentarse?

Pues cómo te decía, esto es algo que consideramos importante. Acabamos de incorporar un psicólogo deportivo para la base y queremos incorporar también un  nutricionista. Aprender a alimentarse de forma saludable creemos que es parte de la educación del deportista.

¿Existe algún control para qué los deportistas compaginen su crecimiento y estudios con la formación futbolística?

En ese sentido también queremos trabajar de forma más activa. Tenemos un proyecto que de momento no te puedo adelantar mucho ya que está en proceso de desarrollo.

En el poco tiempo que lleva como coordinador, ¿cómo vio a los equipos que conforman el fútbol base del club? ¿Hay algún equipo de la cantera con algún objetivo deportivo, más allá de la mera competición y aprendizaje?

El objetivo primero en cualquiera de los equipos debe ser que los chavales se formen como deportistas disfrutando de lo que más le gusta, en este caso el fútbol. Después, en un club con nuestra historia, hay que tener a los equipos de fútbol 11 en las categorías más altas, ya que la meta de nuestros pequeños futbolistas debe ser jugar en el primero equipo.

¿Cómo se maneja a un jugador que apunta maneras de crack? ¿Qué cualidades lo diferencian del resto de jugadores?

En edades tan tempranas es muy difícil predecir cuáles son los que van a despuntar de adultos. Hay niños que sobresalen mucho técnica o físicamente y podemos confundirlos si ya los tratamos de  cracks. Es muy importante hacerles ver que tienen que ser humildes y entrenar mucho y bien para poder seguir con una evolución óptima.

¿Qué consejo daría a los niños que comienzan ahora y sueñan con poder llegar a ser profesionales en el mundo del fútbol?

Los niños y sobre todo los padres deben mantener los pies en la tierra en todo momento. El porcentaje de chavales que llegan a profesionales es mínimo. No digo que lo deban ver como algo imposible, pero deben saber que han de trabajar muy duro, sacrificar muchos momentos y nunca dejar de lado los estudios.

¿Qué futbolista considera un ejemplo para las nuevas generaciones? ¿Y entrenador?

Un buen ejemplo para los jóvenes son jugadores como Jorge Molina o Esteban Granero, por ejemplo. Jugadores que tuvieron que luchar mucho para estar en la élite y compaginaron todo ese esfuerzo con sus estudios. Tienen dos carreras cada uno, si mal no recuerdo, y es algo que no prevalece en la Primera División.

Como ejemplo de entrenador me viene la mente Pablo Machín. Sin haber sido un jugador de la élite y después de estar muchos años en la categoría de bronce se fue haciendo, poco a poco, y con mucho trabajo, un hueco entre los mejores entrenadores de España.

¿Qué se espera conseguir en un futuro con este proyecto? ¿Hay canteranos en el primer equipo?

Pues eso mismo. Ahora mismo son muy pocos los canteranos que hay en el primer equipo. Esperemos que dentro de unos años el trabajo dé su fruto y podamos tener una buena base de jugadores de la casa en el primer equipo.

La pregunta del millón: ¿formación o competición?

Eso es muy fácil de contestar. Creo que las dos son compatibles, si tenemos claro en todo momento quién son los que compiten. Para mí, en fútbol 8, no tiene ningún sentido darle importancia a los marcadores finales de los partidos. Los chavales tienen que salir a ganar el partido, ya que esa es la esencia del juego, pero no debe ser la máxima preocupación del entrenador ni del club. El resultado de esos partidos no se ven en un marcador, sino después de unos años cuando esos chavales lleguen a las ligas gallegas o nacionales. Por lo tanto, formación siempre. Y competición, ya en las etapas de fútbol 11, pero dándole prioridad siempre la formación.

Compartir en Redes Sociales

Relacionado