Un derbi en el que sólo vale ganar

  • La SD Compostela sólo piensa en lograr la victoria este domingo contra el Arosa

Santiago de Compostela, 22 de abril de 2022

La SD Compostela regresa este domingo, 12.00 horas, al Vero Boquete para disputar un derbi en el que sólo vale la victoria. Los blanquiazules no miran más allá del encuentro contra el Arosa, una nueva final en la que los nuestros tienen la posibilidad de recuperar, tras muchas semanas, la senda del triunfo.

Esta tarde, en rueda de prensa, Rodri analizó la previa del duelo, destacando la importancia de igualar la intensidad del cuadro de Vilagarcía y demostrar en el campo lo trabajado a lo largo de la semana.

Estado de la plantilla. Recuperamos a Álvaro después de la sanción, cae Pablo Antas por acumulación de tarjetas y el único que tiene la baja médica todavía es Matías, con el tema de la rodilla, porque sigue recuperándose, creo que progresa bien, pero aún le falta.

Una nueva final. Mientras hay vida, hay esperanza. Afrontamos el partido como lo que es, una final, tanto para mirar para arriba como para abajo. Vamos a salir a ganar, sobre todo a competir, intentando pulir pequeños detalles, porque esto es fútbol de rendimiento y lo importante es ganar.

El Arosa. Es un rival que tuvo una trayectoria parecida a la nuestra. Una primera vuelta buena para un recién ascendido y una segunda en la que lo que le fallaron fueron los resultados. Decidieron cambiar de entrenador, lo que les dará un plus de motivación, porque obliga a los jugadores a resetearse y a ganarse el puesto todavía más. Después, Luis tiene un carácter fuerte y seguro que se lo transmitirá durante estas cuatro jornadas. Será un rival que nos exigirá mucho, sobre todo que será muy agresivo en las disputas. Nosotros tenemos que seguir recuperando sensaciones y aprender a competir mejor para poder cerrar los partidos.

Luisito. Es un seguidor fiel del Compostela, aparte de un apasionado del fútbol, por lo que a la vez que ha visto a otros equipos, seguro que nos ha seguido. Ya nos conoce la trayectoria de los últimos años, fui compañero de él, nos conocemos bien, sabemos nuestros gustos y será un partido bonito, ojalá los dos nos encontrásemos en otras circunstancias, pero ambos necesitamos la victoria. Intentar hacer un buen partido, competir bien y, sobre todo, ganar.

El empate no vale. No nos vale porque estamos necesitados de puntos, para quitar el miedo a los puestos de abajo y porque nos quedan cuatro partidos que tenemos que ir a full, dar todo lo que nos queda para intentar estar lo más arriba posible. Si nos llega para estar entre los cinco primeros, perfecto, pero que no sea por no querer.

Ir paso a paso. Hay que ser realista, porque las sensaciones de la segunda vuelta no son tan malas como los resultados. Somos el tercer equipo que menos partidos pierde, después del Pontevedra y Adarve, pero también somos el que más empata. Eso dice que el equipo hace cosas bien, pero también que falta algo para poder ganar. El vestuario no mira para abajo, pero hay que ir paso a paso, ser realistas y lo primero es ganar este domingo para poder pensar en otras cosas.

Agresividad del rival. Volví a ver el partido contra el Pontevedra esta mañana y es un rival que empieza a tener unas ideas nuevas, distintas a las de Jorge, y es un equipo muy agresivo. Ha ganado ese plus de agresividad que seguro que estas cuatro jornadas lo aguanta. A lo largo de más tiempo a lo mejor habría más dificultad, pero en estas cuatro jornadas seguro que el Arosa se volverá uno de los equipos más agresivos de la categoría. Tendrán un plan de partido, no sé si vendrán a apretarnos alto, en bloque medio o en bloque bajo, pero lo que si que tengo claro es que en el momento en el que la pelota entre en las zonas que quieran, van apretar con una intensidad altísima. Tenemos que intentar igualar esa intensidad, hacer el plan de partido que estuvimos desarrollando esta semana y ojalá nos dé para ganar, porque es lo que más necesitamos.

Un partido muy competido. En Segovia nos pasó algo parecido, un equipo que acababa de cambiar el entrenador y fue un poco lo mismo, un equipo super agresivo. No conocía al entrenador, pero me pareció un perfil muy parecido a Luis, con mucho carácter. Esto será parecido y es lo que pude ver contra el Pontevedra, la única referencia que tenemos, un equipo que durante 90 minutos apretó muchísimo. Seguro que esta semana implementaron cosas nuevas, pero la agresividad la tendrán, porque también se están jugando muchas cosas, tanto el club como los jugadores. Quedan cuatro jornadas muy bonitas para todos los equipos y los partidos serán muy competidos.

Un partido largo. San Lázaro es un campo grande y somos un equipo que mueve bien la pelota. Normalmente, todos los equipos están bien trabajados tácticamente y los espacios son más difíciles de encontrar, pero cuando comienza el cansancio, los equipos se empiezan a desarmar. Tenemos que competir los 90 o 95 minutos, más con las experiencias que tenemos, tener concentración durante todos los minutos, tanto ofensiva como defensiva, y saber jugar un partido largo.

Demostrarlo en el campo. Lo dicho, cuando el equipo empata tantas veces es por algo. Seguimos trabajando, intentamos identificar cuales son las cosas que no hacemos tan bien para intentar mejorar. La implicación de los jugadores es máxima y lo que nos queda es demostrarlo en el campo, salir el domingo al terreno de juego y dar nuestra mejor versión para poder ganar.

Compartir en Redes Sociales