Series, películas o estudiar, principales distracciones de los compostelanistas en el parón

Queiruga, en el gimnasio de su casa.
  • Para mantener la forma, realizan los ejercicios que les mandó Álex Otero e intentan cuidar la alimentación
  • Unas oposiciones que se han suspendido, papás con más horas para sus hijos o una jornada laboral diferente, entre las consecuencias del Covid-19.   

Santiago de Compostela, a 16 de marzo de 2020.

La orden es clara, hay que quedarse en casa. Por ello, los jugadores de la SD Compostela, además de realizar ejercicio físico diario para mantener la forma, intentan pasar el tiempo libre realizando sus hobbys principales o, en algunos casos, estudiando y trabajando. Series, películas y la Play son las principales distracciones para los compostelanistas, pero no son las únicas.

Entre toda la plantilla, los hay que aprovecharán estos días para estudiar y realizar tareas pendientes en sus respectivos estudios. Es el caso de Anxo, por ejemplo, que comenzará con su Trabajo de Fin de Grado de Administración y Dirección de Empresas, misma carrera que estudia Miki, quien estudiará en estas jornadas, además de realizar unos cursos online que se ha comprado para estos días. En esta misma situación se encuentran Álvaro Casas, Jimmy, Samu, que dedicará sus mañanas a esta tarea, Baleato, Josiño, Brais Abelenda, así como Queiruga, quien aprovechará para preparar los exámenes finales del ciclo; y Saro, que sigue preparando las oposiciones, después de que su examen, previsto para el 28 de marzo, se suspendiera por el Covid-19.

En un segundo grupo se encuentran aquellos que, a pesar de que ha parado la actividad deportiva, tienen que trabajar. Por ejemplo, Gabri Palmás dobla estos días su jornada laboral en la carpintería de aluminio de su padre, en la que trabaja de 8.00 a 13.00 y de 15.00 a 20.00; mientras que Baleato se tiene que adaptar a un modelo de entrenamientos online en los que prepara las tareas para los clientes del gimnasio. A mayores, aunque sin tener que cumplir una jornada laboral, Pablo Antas aprovecha este tiempo para preparar ejercicios para los chicos a los que entrena.

Y en tercer lugar están los papás del grupo, Pato y Hugo Sanmartín, quienes estos días tienen a sus peques en casa. Lucas y Hera ocupan la mayor parte de su tiempo para ambos, por lo que buscan todo tipo de juegos y actividades que les amenicen tantas horas dentro de casa.

Ocio

Ya sea con mayor o menor disponibilidad, las actividades de ocio coparán los días de nuestros jugadores en estas próximas jornadas. Los dieciocho que conforman la plantilla ponen, en primer lugar, las series y las películas como una de sus principales distracciones, aunque también hay algunos que son lectores o que se decantan por los videojuegos y los juegos de mesa.

Estos últimos son un pasatiempo que utilizarán junto a sus seres queridos, por ejemplo, Soto, quien cita las cartas o el ajedrez como los preferidos; Pablo Antas, Josiño, amante también del ajedrez; Miki, quien realizará dos puzles pendientes con su hermana pequeña; Primo o Álvaro Casas, quien vive con tres amigos en una casa, por lo que su estancia, comenta, se hace más amena.

Por su parte, aprovecharán para leer Pato, en los instantes que le permite Lucas; Pablo Antas, quien tiene dos libros iniciados; Miki, que aprovechará para terminar varias lecturas pendientes; o Bicho.

En el apartado de los videojuegos, Anxo Pérez, Sergio Pereira, Álvaro Casas, Soto y Bicho son los declarados como los “viciados” de la plantilla, ya que aprovecharán estas jornadas para darle uso a la Play Station.

Entre otras alternativas, el capitán Álvaro Casas, Soto o Miki también pasarán muchas horas y pasearán a sus perros; Primo verá partidos de fútbol repetidos y Sergio Pereira hará de chef para toda la familia.

Actividad física.

Además de en las series, todos los jugadores también coinciden en su actividad física, ya que el preparador físico Álex Otero les ha puesto unos deberes que todos cumplen a rajatabla. Con todo, cada uno tiene que adaptarse a las posibilidades que les ofrecen sus hogares para llevarlos a cabo, ya que mientras unos disfrutan de un pequeño gimnasio o jardín, otros tienen que mover muebles en sus pisos para adaptar un espacio que resulte confortable. Eso sí, sea por la mañana o por la tarde, todos aseguran dedicarle un par de horas a esta tarea.

Entre los que disponen de un pequeño gimnasio en casa están Álvaro Casas, Queiruga o Soto, por lo que aprovechan las mancuernas, TRX (Samu también dispone de ellas) o el Bosu que tienen para hacer ejercicios. Mención especial merece Baleato, quien ha montado un gimnasio improvisado en casa para realizar las tareas en vídeo que posteriormente envía a los clientes.

Si bien no pueden correr, las bicis estáticas de Anxo, Samu y Miki no paran de realizar kilómetros en estas fechas, lo mismo que le sucede a Saro con la cinta que tiene. Por su parte, al estar lesionado, Jimmy se dedica a trabajar el tren superior y a realizar también ejercicio con videojuegos de la Wii, para así poder sudar un poco.

Por último, todos intentan cuidar al máximo su alimentación para llegar lo mejor preparados posibles a su regreso a los terrenos de juego.

Cuerpo técnico.

En lo que respecta al cuerpo técnico, aprovechan esas horas en casa de las que no disponen habitualmente para disfrutar de los pequeños de la familia. Yago, con Martina, realiza desde manualidades hasta maratones de series y películas; Rodri, con sus dos hijas, juega, pinta y ahora han comenzado con los deberes del colegio y el inglés; mientras que Álex Otero hace de tío con su sobrino, con el que pasa también mucho tiempo. El “prepa” cuida a mayores de sus abuelos, a quien les facilita todo lo que precisen.

Asimismo, disponen de horas para leer, ver películas o seguir formándose, como es el caso de Yago. “Preparo cosas para las clases de entrenador y sigo formándome, ya que para que el equipo mejore, el primero que tengo que hacerlo soy yo”, comenta.

En relación con el Compos, el míster analiza tanto a los rivales como el juego del equipo; el segundo a bordo se ha visto algún encuentro de este año, aunque aprovechará también para despejar la mente; y el preparador físico se encarga de planificar el trabajo diario de los futbolistas y habla diariamente con ellos para saber cómo se encuentran, en especial, Jimmy y Hugo, los dos lesionados. Si bien asegura que ahora no puede pedirles mucho a los jugadores, ya que no hay fecha de vuelta, cuando la tengan, les aumentará la carga de trabajo.

Compartir en Redes Sociales

Relacionado