Manu Rivas: “Aunque no se dio el resultado ideal, para mí, el domingo fue un día mágico”

  • El canterano blanquiazul valora el gran año vivido y recuerda con especial cariño su debut en Segunda B

Santiago de Compostela, a 6 de mayo de 2021.

Desde su llegada a la SD Compostela, el periplo de Manu Rivas ha sido inmaculado. En su primera campaña, logró el ascenso a Liga Nacional y estuvo presente en el ascenso del primer equipo en Balaídos, puesto que estuvo entrenando a las órdenes de Yago Iglesias durante todo el año. Y en esta segunda temporada, logró el ascenso a División de Honor y, este pasado domingo contra el Marino, debutó en Segunda B. Por ello, el canterano blanquiazul valora el gran año vivido, destaca su crecimiento como futbolista y cataloga su fichaje por el Compos como una de las mejores decisiones de su vida.

Después de dos años entrenando con el primer equipo y entrando en alguna convocatoria, este pasado domingo tuviste la oportunidad de debutar en Segunda B. ¿Cómo fue ese momento y cómo te viste en el campo?

Fue un momento especial y aunque no se dio el resultado ideal, para mí, fue un día mágico. Tras muchas convocatorias en las que no se dio la oportunidad, por fin llegó el momento. Al principio estaba nervioso, porque es un nivel muy alto y quieres intentar igualarlo, pero conforme pasaron los minutos me fui sintiendo más cómodo.

¿Consideras que ha sido el culmen perfecto a una gran temporada?

Pues sí. Este año ha sido increíble, desde las convocatorias con el primer equipo al ascenso del juvenil con partidos que recordaré durante mucho tiempo. Ha sido el culminar la temporada de una forma increíble.

En dos años en el Compos has logrado dos ascensos con el Juvenil y has vivido, de primera mano, otro con el primer equipo. ¿Cómo valoras estas temporadas en la SD Compostela?

Creo que venir al Compos fue una de las mejores decisiones de mi vida. Me ha permitido crecer como jugador muchísimo, aprender de entrenadores muy buenos y creo que me ha ayudado a ser un jugador más completo en casi todas las facetas.

Volviendo al primer equipo, desde tu llegada, Yago Iglesias ha contado siempre contigo. ¿Qué has aprendido con él?

Creo que los juveniles que entrenamos con el primer equipo, aparte de entrenar a otra intensidad, vemos mucho mejor el fútbol que quiere jugar el Compos y todas esas movilidades nos ayudan en los partidos. Otra de las cosas que noto es que aprendes a elegir mucho mejor que hacer en los partidos y lees mejor los momentos de juego. En resumen, he aprendido un poco de todo.

¿Te ha ayudado a crecer como futbolista?

Si me comparo con el jugador que era el año pasado, creo que este año he mejorado en mis puntos débiles un poco, he descubierto cuales son y he intentado trabajar en ellos. Esto hace que sea más completo en el campo.

¿Cómo se lleva el compaginar los entrenamientos con el primer equipo y después bajar a jugar con el juvenil? ¿Te notas mejor en los partidos?

Sinceramente, creo que me viene muy bien. El hecho de entrenar con el primer equipo te exige más intensidad, más rapidez, y creo que, al ir con los juveniles, esa intensidad se nota y se agradece, porque ayudas al equipo a estar más enchufado. En los partidos, al intentar hacer un fútbol parecido al que propone Yago, el hecho de ir a entrenar con ellos creo que ayuda mucho para poder hacerlo mejor.

Y en cuanto al juvenil, ¿esperabas que saliese un año tan redondo a nivel grupal?

Este año, aparte de tener un gran equipo y un gran grupo, se dieron los resultados. Desde un principio había optimismo en cuanto al equipo y cumplimos el objetivo. Esperaba un año bueno, pero me agradó el nivel del equipo durante la temporada.

A nivel personal, has sufrido alguna que otra lesión que te ha impedido tener más continuidad, pero ¿qué valoración haces de tu temporada?

Creo que mi temporada ha sido, en general, buena. Es cierto que al sufrir esas lesiones no he tenido una buena continuidad para valorar bien el nivel, pero basándome en los partidos que jugué, creo que ha sido una gran temporada.

En ella, te has adaptado a jugar de lateral. ¿Crees que es una posición que te ayuda a explotar más tus cualidades? ¿Dónde te sientes más cómodo, ahí o en el último tercio de campo?

Jugar de lateral es más comprometido, no puedes arriesgar tanto y no llegas tanto al área, que es lo que me gustaba, pero en los últimos partidos, sobre todo los de la Fase de Ascenso, sí que disfruté más de la posición. Si los entrenadores me posicionan más atrás es porque ven algo que yo no veo y porque piensan que lo hago mejor ahí, así que a pesar de que me siento más cómodo de extremo, no me desagradó jugar en una posición más retrasada en el tramo final de la temporada.

Y ahora, de cara al próximo curso, llega División de Honor, ¿una oportunidad única para tu último año en la base?

Pues sí, es el objetivo de proyecto que se planteó cuando llegué. Lo hemos cumplido y ahora toca mantener la categoría para que los juveniles que vengan nuevos, tras nuestra marcha, puedan disfrutar también de la mejor liga de Galicia a nivel juvenil.

¿Cómo afrontarás esa nueva temporada?

La temporada se afrontará con la mayor ilusión posible, intentando dar el mejor nivel para mantener al equipo en División de Honor.

Manu Rivas, en el partido del ascenso contra el Coruxo.

Compartir en Redes Sociales

Relacionado