Juan Carlos Rodríguez Gesto, presentado como nuevo presidente de la SD Compostela

  • El presidente presentó su junta directiva, adelantó que el presupuesto de este año asciende a 1.250.000 euros y que el próximo 26 de octubre se realizará una asamblea informativa con todos los abonados

Santiago de Compostela, 7 de octubre de 2022

Juan Carlos Rodríguez Gesto fue presentado esta mañana como el nuevo presidente de la SD Compostela. En su puesta pública ante los medios de comunicación, el nuevo dirigente de la entidad presentó la junta directiva, dio cuenta de la actualidad del club y explicó los próximos pasos que se darán, siempre sobre unas bases sólidas. En este sentido, explicó que el presupuesto está fijado en 1.250.000 euros y que el próximo 26 de octubre se realizará una asamblea informativa con todos los abonados.

Presentación de la nueva Junta Directiva. Son el presidente del club, Juan Carlos Rodríguez Gesto; y estaré acompañado de Javier García, vicepresidente y portavoz de la Junta Directiva, responsable del área federativa y relación con los clubes; Carlos Ferreiro, vicepresidente y tesorero, responsable del área económica y administrativa del club; Ángel Luis Espadas Díez, es el secretario general y tiene la función de coordinación de las distintas áreas de la entidad; Ramón Castro, responsable del área de organización y representación institucional, encargándose de los eventos y de la representación externa del club; Ignacio Lorenzo Rubín, responsable del área jurídica y de la asesoría jurídica; Javier Ferreiro, será el responsable financiero y contable; y Lois Rosende, nueva incorporación de la junta directiva, que se encargará de la relación con los abonados y las peñas.

Presupuesto. Esta directiva es la misma que inició su andadura en 2016, tras el descenso de Segunda B y que ha demostrado sobradamente su capacidad durante estos años. Desde esa temporada, el club mantiene un equilibrio económico, no tiene ningún déficit y fue incrementando el presupuesto año tras año. En el 2016/17 el presupuesto era sobre 400.000 euros y en la actualidad está en 1.250.000 euros. Fue posible irlo incrementando a través del trabajo de captar recursos con nuevos patrocinadores, aumentar la publicidad…

Nueva etapa. Al final de la temporada pasada se produjo una situación que no fue buena para el club, consecuencia de unas conversaciones del anterior presidente con un tercero, la cual finalizó con la presentación de la dimisión de Antonio Quinteiro que dio lugar a esta nueva etapa. Este tercero hacía unas exigencias al resto de la directiva que implicaban responsabilidades personales que eran claramente inasumibles, lo que provocó que no prosperara esa relación. Eso provocó la dimisión de Antonio Quinteiro, porque entendió que la mejor manera de defender sus derechos era desde fuera. Todo esto fue una mala etapa para el club, en el sentido en que se perdió mucho tiempo, en la que hubo situaciones muy desagradables y en este inicio, en cierta manera, estamos sufriendo por esos retrasos que se produjeron.

Trabajo hecho. De todas maneras, el club no estuvo paralizado, aprobamos el presupuesto de la temporada 22/23; se llegó a un acuerdo con el CD Conxo, que para nosotros es muy importante porque la SD Compostela se hizo con la gestión de la entidad; se mantuvieron los compromisos con el Sigüiero para reforzar ese trabajo de base; se traspasó a Pablo Durán al Celta de Vigo, que permite reforzar las excelentes relaciones que tenemos con ellos; y la nueva incorporación también de Lois y esperamos hacer nuevas incorporaciones en un futuro próximo para reforzar aspectos importantes, como estrechar lazos con las empresas de Santiago y comarca.

Acuerdo en la Junta General. En la Junta General de la entidad hubo un acuerdo que se concretó por una unanimidad, con todos los socios, para el establecimiento de una línea de trabajo que sea conforme para todos los que formamos parte de esa Junta General.

Fortalecer el club. En los próximos meses se seguirá trabajando en la línea de fortalecer el club, fortalecer las ayudas económicas a través de aumentar los patrocinios y la publicidad, para garantizar una base económica que haga frente a cualquier situación que pueda surgir a lo largo del año y terminarlo con solvencia, continuaremos trabajando con los clubes de Santiago para aumentar los convenios, nuestra base tiene sobre 500 niños (entre Compos y Conxo) y estamos trabajando en la comarca por unos 1.500 niños con los convenios. Se seguirá reforzando esa línea con nuevos convenios. Aunque este año hay más abonados, más ingresos, más publicad, seguiremos trabajando para aumentar el número de abonados, a través de campañas.

Mayor implicación de los abonados. En esta línea, buscaremos una mayor implicación de los abonados y de los aficionados de la SD Compostela. Para eso, el próximo 26 de octubre haremos una asamblea informativa con todos los abonados en la que se dará información y se contestarán a las preguntas que nos quieran formular. La idea es que el club sea transparente, que se acerque a la afición y se amplíen las relaciones en este sentido.

Plena confianza en la plantilla y en el cuerpo técnico. Tengo plena confianza en este equipo, en el entrenador, en los jugadores y en Casti, porque tiene demostrada su valía en este tiempo, así como el amor que tiene a los colores del Compostela. Fabiano es el mejor entrenador y tiene una plantilla que estoy convencido de que nos llevará a luchar por el ascenso este año.

Posibles fichajes. El club está haciendo un esfuerzo enorme, porque el presupuesto es superior al año pasado. A expensas de saber cómo va a quedar, el objetivo es ascender a la Primera Federación y en la medida que sea necesario reforzar, tomaremos la decisión, pero siempre con los pies en el suelo. En todo caso, estamos muy pronto.

Críticas por la opacidad. Es totalmente injusto. Las descalificaciones no son argumentos que se puedan aceptar, las críticas constructivas siempre son aceptables. Quizás hubo un problema de comunicación en el pasado con esta directiva, pero el objetivo desde el principio era concluir un acuerdo que redujera el nivel de conflicto y preparar un futuro del club sobre una base sólida. La realidad es la que es, que en esa operación entre el anterior presidente y un tercero, las condiciones con la directiva eran totalmente inasumibles, porque se nos requería una responsabilidad que va más allá de la que nos compete. Teníamos que garantizar una deuda que ni teníamos el deber de garantizar, ni siquiera se conocía con claridad. Por eso, hay un acuerdo en este momento para hacer una evaluación para estudiar las obligaciones con todos, también con los socios, y el planteamiento compartido es buscar un acuerdo para fortalecer el club y afrontar el futuro con solvencia. Esas son las condiciones y estoy convencido de que será así.

Aumentar la participación de los abonados. La idea es fortalecer ese aspecto, se vio que hay una demanda y un ánimo de participar, lo cual es bueno, porque es una base para implicar al conjunto de los abonados, porque es una base que necesitamos para afrontar el futuro.

Notamos el cariño de la gente. De alguna manera es preocupante los climas de disensión, pero notamos bastante cariño por parte de todos, el apoyo de las empresas continua adelante, pero también hay un trabajo detrás del personal del club y de la directiva para conseguir esos resultados. Superada esa etapa vamos a salir reforzados, porque los datos así lo dicen.

Trabajo en el club. Hay una base importante desde 2016, hay creada una estructura, con la Fundación de la SD Compostela, que gestiona la base y las colaboraciones con los distintos clubes de la ciudad y de la comarca; tenemos una tienda en una calle emblemática, como es la Raíña, que fue una apuesta grande y estamos sorprendidos con su éxito y que lleva el Compostela a muchos países; e incluso se creó una Academia que también se gestiona desde la Fundación para dar servicio a los niños. El trabajo que se vino haciendo durante este tiempo continua y permitirá reforzar el club.

Una auditoría de las cuentas. La relación con Antonio en la última Junta General es que se asumió por una unanimidad la presidencia y se buscaron los pasos para encontrar una salida. Antonio soportó este club durante mucho tiempo, la vía de solución es la elaboración de una auditoría para saber los deberes. No debería prolongarse mucho, esperamos tener el resultado a lo largo de este mes o poco más. El problema es que antes del 2016 no estaban todas las personas de esta directiva, por lo que la fórmula de aportación de ese dinero requiere que se determine de esa manera. Desde ahí la deuda es cero, el presupuesto es equilibrado, se gasta el mismo que se ingresa, porque fue el plan de partida.

Abrir el club. La voluntad es hacer el club lo más participativo posible, pero tiene unas obligaciones que tiene que asumir, por lo que los pasos deben ser responsables. Queremos abrir la participación, la transparencia y la perspectiva de futuro es esta, siempre garantizando la fortaleza del club y los objetivos que están por encima de todo.

Deberes contraídos. Este club se recupera por Antonio, con una directiva y directamente el club tiene unos deberes contraídos. Se garantizan el cumplimiento de esos deberes, porque la directiva asume la responsabilidad del club y de esos deberes. En este sentido, hay un deber en el momento que subes a Segunda División, que podría ser un objetivo a medio plazo para la SD Compostela, que habría que cambiar el club a una SAD, esa sería una oportunidad para abrir más la participación para que entraran el mayor número de santiagueses posibles. Esa es una fórmula que permite la estabilidad y otras hay que verlas. Esta directiva, los que asumimos del club desde la dimisión de Antonio tenemos que responder a unos deberes, tenemos que determinarlos y tomaremos decisiones.

Operación del verano. Era una negociación del anterior presidente por obligaciones que podría tener respeto al club y lo único que sabemos es que en cierto momento no le era suficiente con ocupar el lugar de Antonio, sino que quería que la directiva le avalase la operación. Si ese es el plan, no es posible, porque no es sensato que nadie asuma una responsabilidad que no tiene. Cualquier grupo económico interesado, la perspectiva que tiene es la transformación del club en una SAD con ánimo de lucro, porque además sería obligatorio en la Segunda División. Es un proceso razonable, hasta cierto punto. Cualquier persona acreedora del club, puede, con consentimiento del propio club, venderle sus derechos a un tercero. Este señor puede ponerse en el lugar de Antonio cuando quiera, sin la oposición de la directiva, lo que no puede es pedirle a la directiva algo que desconoce y que no está cuantificado, para que se asuma por nosotros.

Desde la izquierda: Carlos Ferreiro, Javier García, Ángel Luís Espadas, Juan Carlos Rodríguez Gesto, Lois Rosende, Ignacio Lorenzo y Ramón Castro.

Compartir en Redes Sociales