“Intento aprender de todos porque quiero ser un jugador completo”

Manu Rivas, junto al capitán Álvaro Casas, en un entrenamiento de preparación del playoff.
  • Manu Rivas considera que lograr el ascenso con el Compos sería la guinda a una temporada casi perfecta

Santiago de Compostela, a 22 de junio de 2020.

Con 17 años recién cumplidos, y en su primera temporada como jugador de la SD Compostela, Manu Rivas ya puede decir que consiguió un ascenso a la Liga Nacional, que debutó con el Filial, que entrenó todo el año con el primero equipo y que incluso entró en la última convocatoria. Por todo esto, el canterano blanquiazul, que puede jugar cómo extremo o mediapunta, considera que lograr el ascenso en el playoff sería la guinda a un curso casi perfecto. Con todo, no se confía y quiere seguir aprendiendo de todos los compañeros para mejorar como futbolista y tener la oportunidad de participar en Balaídos.

En primer lugar, ¿cómo llevas la vuelta a los entrenamientos después de tantos meses parado?

Los entrenamientos son duros, pero con los planes que nos mandaron durante el confinamiento se lleva mucho mejor, ya que tenemos un entrenamiento previo. Aun así, el contacto con la pelota costó un poco. En mi caso, trato de dar el cien por cien y seguir aprendiendo de los jugadores del primer equipo todos los días.

¿Qué supone para ti la oportunidad de entrenar con el primer equipo en la preparación del playoff?

Es un honor que cuenten conmigo para los entrenamientos. Por lo de ahora no pienso en el playoff, ya que quedan muchos entrenamientos aún y tendré que dar el máximo para ver si tengo alguna posibilidad, pero solo el hecho de que confíen en ti para entrenar ya es todo un honor, porque hay muchos más jugadores en los juveniles. Intentaré demostrar que no se equivocan con mi elección.

¿Qué te pide Yago en los entrenamientos?

Por ahora no tengo un lugar en el equipo, me voy adaptando a las necesidades de cada situación. El único objetivo que tengo es esforzarme al máximo y hacer lo que me manda Yago y el cuerpo técnico.

¿Notas que esta experiencia que estás acumulando te ayudará a crecer como futbolista?

Por supuesto, todos los días trabajan muy duro, lo que me obliga a dar todo lo que tengo, además de aprender de muchas situaciones que se dan en los entrenamientos para después utilizar en los partidos o en la siguiente temporada. En resumen, todos los días aprendes algo nuevo que te permite ayudar al equipo.

¿Después de entrar en la convocatoria del último encuentro de liga, sueñas con el debut con el primer equipo en Balaídos?

Claro que me gustaría debutar, pero antes de lo personal prefiero lo grupal. Prefiero que el equipo gane el playoff y no debutar, a debutar y no conseguir ascender.

¿Crees qué se conseguirá el ascenso en ese playoff exprés? ¿Cómo ves al equipo?

Yo creo que el equipo merece subir. Son varios años peleando por este objetivo y el equipo tiene nivel de sobra para conseguir este ascenso. Con todo, el fútbol es imprevisible y nunca sabes lo que va a pasar, además de que los rivales también tienen nivel, por algo están en el playoff. Hay que dar todo lo que tenemos y esperar que la suerte también ayude un poco.

A nivel personal, ¿en qué jugadores del primer equipo te fijas para mejorar?

Pues yo no me fijo solo en un par de ellos, intento aprender de todos, porque todos son muy buenos. Intento aprender de todos también porque quiero ser un jugador completo y para eso tengo que saber cómo hacer todas las cosas. Por eso, todos tienen algo de lo que puedo aprender para intentar mejorar.

En tu primer año en el Compos y también en categoría juvenil, consigues el ascenso a Liga Nacional (anotando diez goles), debutas con el Filial y entrenas con el primer equipo, ¿se puede pedir más?

La verdad es que fue una temporada muy completa. Es cierto que hubo algún altibajo, pero creo que conseguir ganar el playoff sería la guinda del pastel a una temporada casi perfecta a nivel personal.

¿Cuáles crees que fueron las claves para conseguir ese ascenso?

El nivel del equipo fue muy alto en todo momento. Gran parte del mérito fue del entrenador Gonzalo y del preparador físico Borja, ya que creo que usaron los puntos fuertes del equipo muy bien e hicieron, con trabajo duro, que los puntos débiles no se viesen mucho. Además, el grupo siempre estuvo muy unido y sigue habiendo muy buena relación.

De cara a la próxima temporada, ¿tienes ganas ya de competir en Liga Nacional?

Por supuesto. Esta temporada va a traer nuevos desafíos y estoy esperando para ver si podemos con ellos.

Compartir en Redes Sociales

Relacionado