Hacer un fortín del Vero Boquete

  • Rodri analizó la previa del partidazo contra el Real Avilés, destacando la importancia de ganar todo como locales

Santiago de Compostela, 25 de noviembre de 2021

La SD Compostela regresa este sábado (17.00 horas) al Vero Boquete para medirse al Real Avilés Industrial y en él quiere sacar los tres puntos. Los nuestros buscan regresar a la senda triunfal, delante de su público, clave para mantenerse en la parte alta de la clasificación, y ante un gran rival, del que lo separa un punto.

Rodri, en rueda de prensa previa al partidazo, destacó precisamente esa importancia hacer un fortín del estadio blanquiazul, ya que, dada la igualdad de la liga, sumar fuera se hace muy complicado. Para ello, espera un Compos competitivo durante los noventa minutos.

Declaraciones destacadas.

Parte médico. Recuperamos a todo el mundo, menos a Guille, que tiene una microrrotura muscular y estimamos que tendrá que estar parado un par de semanas. El otro que estaba en proceso de recuperación es Jordan, va recuperando ritmo poco a poco y en base a estos últimos entrenamientos valoraremos si está para entrar en la convocatoria.

Primera derrota. Sabíamos que tarde o temprano iba a llegar. El hecho de que llegara en la jornada doce dice que hacemos muchas cosas bien. El equipo está fastidiado, primero, por la derrota, y después porque hubo otros partidos en los que quizás merecimos más la derrota que en el partido del otro día, pero cometimos un par de errores bastante importantes que hicieron que ellos se pusieran por delante en el marcador y después no tuvimos la pericia para poder igualar el partido, por lo menos. El balance que hago de estas doce jornadas es bueno, porque lo primero que tenemos que ser es humildes, saber de dónde venimos y a dónde queremos llegar, lo qué somos y la humildad y el trabajo diario es lo que nos va a llevar a conseguir más éxitos que fracasos.

Aspectos a corregir. Lo que llevo diciendo las últimas semanas: creo que hacemos cosas muy bien, pero en determinados momentos no competimos todo lo bien que la categoría demanda. Con competir no me refiero al hecho de ser agresivos o dar patadas, sino a la toma de decisiones, a tomar la decisión más acertada en cada momento. Eso va un poco también en la madurez del futbolista, evidentemente, yo asumo la gran parte de la culpa, por eso soy la cabeza visible del grupo de trabajo. A partir de ahí, seguir trabajando con la misma confianza, con la misma humildad que me demuestran estos chicos todos los días, porque el trabajo diario es lo que te va a llevar a ganar partidos.

El Avilés. Es un rival muy potente, evidentemente, hecho para poder ascender, para pelear por la primera plaza, por la categoría de los jugadores que tiene, y después es muy completo. Si tiene que asumir riesgos en la salida de balón, los asume, si tiene que jugar más directo, lo hace. Cuenta con gente con mucha experiencia en categorías superiores y nos va a exigir mucho. Como pasó la semana pasada, son rivales que nos van a exigir un nivel de concentración altísimo en todo momento y al final eso es competir. Cuanto antes seamos capaces de hacer eso durante los noventa minutos, mejor para todos.

Potencialidades del rival. La veteranía. Es un equipo que tiene futbolistas que han estado incluso en Primera División, como Cedric, varios con muchas temporadas en Segunda y la mayoría que ha estado en Segunda B. Es un equipo veterano, que sabe en todo momento lo que tiene que hacer y que, salvo el otro día, que el Pontevedra le hizo mucho daño, aunque lo achaco a ese partido tonto que todos tenemos en la liga, y se descosió un poco, normalmente, hasta el minuto noventa compite los partidos y los disputa muy bien. Lo que me preocupa es eso y la capacidad que tenga el Compostela de poder competir durante esos noventa minutos.

Ganar contra un rival potente. Creo que lo necesitamos. Ganar a un rival de esa entidad te va a dar un plus de confianza. En cualquier caso, esto es una carrera de fondo, en un punto estamos ocho equipos, si somos capaces de ganar tiene incluso más valor, porque seguramente volveríamos a estar segundos o terceros, ojalá sea así. Pero el caso es estar ahí, en el grupo de cabeza la mayor parte de la temporada y llegar a las cinco, seis o diez últimas jornadas en buen estado de forma, porque ahí será donde te la tengas que jugar. Lo importante es la visión en el largo plazo y en el corto plazo, el trabajo diario.

Ganar en casa. Cuando vas fuera es complicadísimo rascar puntos, como pudimos ver la semana pasada. Por eso, nosotros en casa tenemos que conseguir lo mismo. Salvo el día del Marino, hemos conseguido ponernos siempre por delante, pero en varios no fuimos capaces de mantener esa renta. Esas circunstancias, ser capaces de conseguir eso, es lo que al final te hará estar en los puestos de arriba, a parte del buen juego, que por momentos lo hacemos, y la competitividad.

Compartir en Redes Sociales