El Juvenil Nacional sigue con vida

Santiago de Compostela, a 21 de mayo de 2017.

En una jornada en la que la mayoría de los equipos de las categorías inferiores jugaron sus partidos de Copa, la nota positiva la dejó el juvenil de Liga Nacional, quien en el penúltimo partido de liga sacó un valiosísimo triunfo contra el CD Boiro que le permite seguir con vida de cara a la última jornada.

Precisamente, los juveniles ganaron por 3-2 al conjunto del Barbanza, en un duelo en el que remontaron el tanto inicial de los visitantes. Marcos González, por dos veces, y Marcos Andrade pusieron un claro 3-1 a favor de los nuestros, resultado que fue recortado en la parte final pero que permitió sumar tres importantes puntos a los santiagueses.

Ahora mismo, los chicos dirigidos por Juan José Quintáns están a dos puntos tanto del propio Boiro como del Arosa, a falta de una jornada, y le quitan cuatro al Coruxo, por lo que ya se libraron del descenso directo. Sin embargo, por arrastres, los santiagueses aún podrían caer.

Por lo de pronto, el próximo fin de semana intentarán ganar al Ourense CF y después esperar los resultados de los demás para saber si salvan la categoría o no.

Por su parte, el juvenil B, en la primera ronda de la Copa do Sar cayó por 4-2 en su visita al Bertamiráns. Los nuestros igualaron en el marcador en el 78 con un tanto de Marcos Andrade, pero recibieron otros dos en los últimos instantes.

En infantiles, el A cayó eliminado en la segunda ronda de la Copa do Sar contra el Lalín. Los blanquiazules empataron el partido a dos goles, pero acabaron perdiendo en la lotería de los penaltis. Mejor suerte tuvo el Infantil B que ganó por 0-5 al Amio SD, en la ida de los cuartos de final de la Copa de Santiago.

Por último, el benjamín perdió por 1-0 contra el Milladoiro, en un partido en el que los niños de Uña no tuvieron fortuna, mientras que el biberón cayó contra el Oroso en el último encuentro de su liga.

Compartir en Redes Sociales

Relacionado