Despedida en el fortín con derrota, tras una gran temporada

Cabezazo de Primo, ante un oponente, en la segunda parte. Foto: Amadeo Rey.

  • Un gol de Borja, en la primera parte, decantó el duelo

Santiago de Compostela, a 2 de mayo de 2021.

La SD Compostela se fue de vacío en la despedida de la temporada en el fortín, en un encuentro en el que a pesar de dominar desde el inicio, decidió el solitario tanto de Borja, en el primer acto. Fue el último duelo en el Vero Boquete, después de un gran año, en el que los nuestros demostraron un gran nivel en la nueva categoría.

En el Día de la Madre, la SD Compostela se despedía de su público tras una gran temporada midiéndose al Club Marino de Luanco, un encuentro en el que si bien ninguno de los dos se jugaba nada a nivel clasificatorio, sí que había un gran aliciente en el plano emotivo, puesto que los nuestros querían despedir a su gente con un triunfo, el primero del año con aficionados en las gradas del Vero Boquete.

Para ello, con el debut de Borja Rey en la portería y el regreso al once inicial de Álvaro Casas, Matías Vesprini y Primo, los blanquiazules salieron a dominar el encuentro desde el segundo uno. A través de la posesión del esférico, buscaron desde el pitido inicial los huecos en el entramado defensivo de los visitantes, plantados con un claro 5-3-2.

Fruto de ese dominio inicial, los primeros avisos llegaron en las botas de Primo, con dos disparos que sacó Chechu Grana.

Sin embargo, con el paso de los minutos, fruto de las imprecisiones en ataque, los asturianos fueron adelantando líneas y acabaron encontrando el premio del gol, en el 36, en su primera llegada con claridad. Tras una bonita y rápida combinación en el centro del campo, Borja encontró el hueco para salir en velocidad y lo aprovechó para plantarse en el mano con Borja Rey y definir entre sus piernas para adelantar a los suyos en el marcador.

Sin más aproximaciones hasta el tiempo intermedio, ambos conjuntos se marcharon al tiempo de asueto. A la vuelta de los vestuarios, el encuentro siguió con la misma tónica, con los nuestros dominando la posesión y con los visitantes bien plantados atrás.

De este modo, ante la dificultad de encontrar los espacios, la ocasión llegó, en el 58, con un disparo ajustado desde la frontal de Samu, pero Chechu se estiró para rozarla y que se marchase a córner. Ocho más tarde, tras una pelea en la línea de fondo de Sergio Pereira, el esférico llegó a Primo, este la conectó con Miki Villar, pero el extremo, algo escorado y ante la salida del portero, se encontró con el cuerpo de Chechu Grana.

En busca del empate, Yago Iglesias dio entrada a dos canteranos del juvenil, Axel Lim y Manu Rivas, que ayer lograron el ascenso a División de Honor, y con ellos en el campo llegó la opción más clara para los nuestros. Tras varios rechaces en el área, el esférico le quedó para Primo y este buscó un disparo ajustado con la zurda, pero el portero se estiró para sacar, con una gran parada, el posible tanto del delantero cántabro.

Con ello se cerró el duelo, marchando los puntos para Asturias en esta despedida de la temporada en el fortín. Tras un gran año, los nuestros recibieron una merecida ovación de los suyos cuando se marchaban para los vestuarios. Ahora, tocará cerrar el curso en Langreo, donde los blanquiazules quieren sumar la primera victoria de esta segunda fase.

FICHA TÉCNICA:

0- SD COMPOSTELA: Borja Rey; Saro (Sergio Pereira, m.59), Álvaro Casas, David Soto, Matías Vesprini; Samu (Roberto Baleato, m.59); Miki Villar (Manu Rivas, m.77), Pablo Antas, Bicho (Axel Lim, m.77), Brais Abelenda (Gabri Palmás, m.59); y Primo.

1- CLUB MARINO DE LUANCO: Chechu Grana; Borja (Guille, m.88), Orviz, Trabanco, Miguel Prado, Borja Rodríguez (Iván, m.63); Luis Morán, Nacho Matador (Prendes, m.88), Lora; Álex Arias (Chiqui, m.72) y Enol (Mendi, m.72).

GOLES: 0-1: Borja, min.36.

Árbitro: Montes García-Navas (Madrid). Amonestó a Álvaro Casas y Sergio Pereira, por el Compos.

Incidencias: Estadio Verónica Boquete de San Lázaro (Santiago). Partido de la Jornada 5 de la Fase Intermedia del Grupo 1-E de la Segunda División B disputado ante 700 espectadores, aproximadamente.

Compartir en Redes Sociales

Relacionado