Álvaro Casas: “Antes de pensar en otros objetivos, hay que lograr el primero”

  • “Nos ha costado mucho tener estos puntos, nos quedan tres partidos muy complicados y creo que el vestuario y el cuerpo técnico están mentalizados para sumar esos tres que nos hacen falta”, comenta el central
  • El capitán le da mucha importancia a la salvación por lo que costó llegar hasta aquí, por los ascensos y descensos que habrá esta temporada, por el grupo en el que está el equipo, los rivales y el potencial de los clubs

Santiago de Compostela, a 25 de febrero de 2021.

El capitán Álvaro Casas hizo esta mañana un balance de lo que va de temporada para la SD Compostela. El central le da mucho mérito a lo conseguido hasta la fecha, aunque recuerda que faltan tres puntos para lograr el objetivo, la permanencia. El jugador compostelanista pone en contexto la dificultad del grupo y sueña con una victoria contra el Celta B.

Balance de la temporada. Hubo partidos en la primera vuelta, por ejemplo, el del Pontevedra, en el que merecimos los tres y sólo conseguimos un empate; y sí que es verdad que el otro día nos costó mucho, nos sometieron, y acabamos consiguiendo la victoria. Si estuviéramos en el lado del Pontevedra, seguro que estábamos diciendo que merecíamos los tres puntos, pero, aunque se viera un Compos que estaba más en bloque bajo, también tuvimos un par de ocasiones para aumentar la ventaja.

Últimos partidos. El día del Coruxo tuvimos 15-20 minutos de desconexión, que provocó que nos empataran. El día del Racing creo que fue un duelo más igualado de lo que pareció, excepto el final. En estas últimas jornadas, desde Guijuelo, no tuvimos esa continuidad de tener a 18-19 jugadores para jugar y creo que eso nos ha pasado factura.

El objetivo: la permanencia. No descartamos nada, pero tampoco hay nada hecho. Nuestro objetivo, desde el principio, era dejar a cuatro equipos por debajo, creo que estamos en buen camino, nos hacen falta tres puntos más y a conseguirlos este próximo fin de semana. Si lo logramos, ya está el objetivo de la permanencia listo, y a partir de ahí, ya pensaremos en otras cosas. Lo que sí es cierto es que estamos cuatro/cinco equipos muy igualados, que tanto estás arriba como abajo.

El Celta B. Son uno de los mejores visitantes, porque Barreiro es un campo algo más pequeño que otros. Ayer, sin embargo, les costó un poco. Me parece uno de los mejores equipos, así lo refleja la clasificación, porque aparte de juego, son 23 futbolistas de altísimo nivel, con un División de Honor que este año iba a jugar la Champions, por lo que el entrenador tiene muchas posibilidades y nunca sabes con que once va a salir, y con qué jugadores. Pero como todos los partidos, hay que competir, pelearlos mucho y tenemos dos semanas para preparar el partido, que puede ser un paso fundamental para lograr el objetivo.

Mentalizados para conseguir la victoria que falta. Antes de pensar en otros objetivos, hay que lograr el primero. No podemos pensar en el segundo escalón si no aún no hemos llegado al primero, porque, aunque parezca otra cosa, es muy alto. Nos ha costado mucho tener estos puntos, nos quedan tres partidos muy complicados y creo que el vestuario y el cuerpo técnico están mentalizados para sumar esos tres puntos que nos hacen falta, y esperemos que sean este próximo fin de semana. Hay que centrarse en esos tres puntos y después ya se verá.

Más victorias fuera de casa. Este año, y más en este grupo, por las características de los campos, el concepto casa o fuera, al no haber público, no cambia mucho. El encuentro de Pasarón no sería lo mismo con el público y lo mismo en nuestro caso en encuentros que empatamos, como contra el Unionistas o Zamora. Al ser casi todos los campos de natural y dimensiones grandes, con la falta de público, se iguala todo un poco.

Campos con público y otros que no. Es un tema de debate, que pienso que no tendría que ser por Comunidad. Si no puede haber público en un campo, que no lo haya en ninguno. Vas al Helmántico o a Zamora, en condiciones de covid e índices peores que Galicia, y allí hay público y aquí no. Eso puede desvirtuar un poquito la clasificación, pero tampoco con ello quiero decir que el Zamora esté de primero por el público. Soy de la idea de que si se puede igualar todo, se debería hacerlo, porque tampoco es justo para los equipos que no pueden meter gente en su campo.

Estado de ánimo del vestuario. Estamos contentos, porque fue una victoria que nos costó mucho sacar, ya que sufrimos mucho durante 70 minutos. En estos cuatro años que llevo en el Compostela, creo que fue el rival que más nos metió en nuestro campo y que nos obligó a estar en un bloque bajo. Eso también es fútbol, hay que saber jugar a eso y creo que el equipo estuvo muy bien, no sólo en disputas, sino también tácticamente. Supimos contrarrestar esos centros laterales y nos ayudó el golazo de Miki para sacar los tres puntos. Es más, al contraataque tuvimos opciones para hacer el segundo gol y más en las condiciones que íbamos, porque si llegamos a tener cuatro jugadores de refresco para meter, hubiera cambiado un poco el partido.

Plantilla corta. Lo de este pasado fin de semana, pocas veces se da. Estás con 13 jugadores y esos puntos te saben mejor. Lo de las plantillas las decide el club, siempre se dice que son plantillas cortas, pero son temas del club. Tienen sus pros y sus contras y si creen que es lo mejor, bienvenido sea.

Presión. Cada equipo se marca sus objetivos. A nosotros nos costó mucho ascender a esta categoría y perderla este año sería un palo muy grande, porque bajas dos categorías, en un año en el que ascenderán tres equipos gallegos a Segunda B. Esa presión también nos puede llegar a afectar, por eso le doy tanta importante a la salvación, que se valore, poner en contexto el grupo en el que estamos, los rivales a los que nos enfrentamos y el potencial de los clubs. No tenemos la presión de ascender a Segunda, pero tenemos la de no descender. No la puedo comparar, pero también es presión.

Nuevos registros. Prefiero ganar los partidos siendo protagonistas con balón, y no estar tantos minutos metidos atrás como este fin de semana, pero eso es imposible. En Tercera, había pocos momentos en los que teníamos que estar así, pero este año, aunque no tan prolongado como este fin de semana, sí que hay bastantes momentos en los que el equipo tiene que juntarse, apretar y salvar ese resultado. El míster, durante todos estos años, nos ha entrenado para mejorar en muchos registros, no sólo en el fútbol ofensivo, y eso es mérito de él. Nosotros vamos realizando lo que él nos fue indicando durante estos años e igual que crecen los jugadores, el cuerpo técnico también está creciendo con el club.

Misma mentalidad. En esta competición, todo el mundo se juega algo, es lo único bonito de este tipo de competición. Hasta el final, el último minuto, todos los equipos van a querer realizar los máximos puntos posibles, porque hay una segunda fase en la que cuentan estos puntos. El Celta B es un equipazo, le vi bastantes partidos este año, si que es verdad que, como cualquier filial, puede que en ciertos momentos pequen de esa juventud, de arriesgarse de más, pero tienen jugadores que ya han debutado en Primera, otros que vienen de equipos de Segunda y otros de conjuntos muy potentes de Segunda B. Por ello, nosotros iremos con la misma mentalidad, a trabajar el partido, a competirlo y a pelear por puntuar para aumentar el casillero de 23 puntos. Con tres más estamos matemáticamente salvados y a partir de ahí ya soñaremos y pensaremos en otras cosas.

Celebración de Álvaro Casas en el gol contra el Racing.

Compartir en Redes Sociales

Relacionado