A un minuto de la gloria

Celebración del tercer gol de Aythami. Foto: Amadeo Rey.

Celebración del tercer gol de Aythami. Foto: Amadeo Rey.

  • El Compos le dio la vuelta a la eliminatoria, pero cayó con un tanto de Castillo en el descuento

Santiago de Compostela, a 2 de junio de 2019.

La SD Compostela se quedó a un solo minuto de pasar la eliminatoria del playoff ante el Deportivo Alavés B. Los nuestros le dieron la vuelta en la segunda mitad, pese a encajar a la media hora, pero el sueño se le escapó en el 92 con un disparo de Castillo a la escuadra. Fue un duro revés ante unas gradas del Vero Boquete que estuvieron llenas, pero una muestra más de que este grupo es el que nos llevará a lo más alto.

Gualda, con un golpeo desde la frontal a la escuadra, puso a los vitorianos con ventaja en el primer acto, neutralizada por Aythami con un cabezazo a la salida de un córner. En los últimos compases, Santi marcó el segundo y de nuevo Aythami metió al Compos en la segunda ronda, pero la gloria se escapó con el remate de Castillo.

Santiago respondió a la llamada del Compos y el Vero Boquete lució la mejor entrada de la temporada para apoyar a los suyos. Los blanquiazules, ante 3.400 espectadores, sabían que sería un duro reto, pero que el encuentro era muy largo y que se podía lograr la remontada. Las gradas marcaron el primer gol con el recibimiento y los ánimos desde el comienzo, impulso que le sirvió a los jugadores para salir metidos a por todas.

Con varias contras rápidas, las primeras oportunidades sobre la meta de Gonzi llevaron el “uy” a la grada. Brais Abelenda o Aythami, con dos disparos tras dos balones muertos, tuvieron las acciones iniciales, aunque sería el Alavés el que daría primero en la diana.

Después de un disparo arriba de David Valero, los visitantes se aprovecharon de una segunda acción para meter el tanto que les daba una clara ventaja. Gualda recogió el esférico en la frontal, tras el despeje de la defensa, y de forma sutil colocó la pelota en la escuadra de la meta defendida por Anxo, quien no tuvo opción alguna de pararla.

La remontada se ponía más cuesta arriba, hacían falta tres goles, pero el equipo y el público creyeron. Chechu avisó de las intenciones en un córner al segundo palo, en el que no pudo esquivar a Gonzi, pero cinco más tarde, en una jugada idéntica, el balón si acabó en la red. Marcos Remeseiro la volvió a colgar pasada, no llegó el portero, y Aythami metió la cabeza para empatar el encuentro.

El propio mediocentro coruñés, en el siguiente saque de esquina, la mandó al larguero, rozando el gol olímpico. Con todo, no se movió la contienda y ambos rivales se marcharon al intermedio con cosas que celebrar.

A la vuelta de los vestuarios, y tras un gol anulado a Adrián González por fuera de juego, el Compos volvió a sacar su garra a poner contra las cuerdas al MiniGlorias y a llevar la euforia a la grada, sobre todo tras la entrada de Santi y Rubén, pasando a jugar con defensa de tres centrales, y ayudados también por la expulsión por doble amarilla de Antonio Perera.

Estaba siendo un asedio blanquiazul, con numerosos centros al área a los que no acababan llegando los nuestros por muy poco, hasta que por fin, en el 70, llegó el segundo de la tarde para los locales. Rubén recogió un centro pasado desde la derecha, levantó la mirada y la puso medida a la cabeza de Santi en el segundo palo, quien remató cruzado a las mallas.

Al verse de nuevo a un solo tanto de pasar, los nuestros llevaron un subidón anímico, que se notó en el campo. Gonzi, con dos acciones de mérito en las que le quitó el tanto a Aythami en el área pequeña, evitaba el tercero, mientras que Santi, ya lesionado, soltaba un zurdazo que se marchaba rozando la escuadra. Esta misma suerte encontró Paulino, en una acción individual en la que mandó un disparo desde la frontal a escasos centímetros del palo.

Y tanto fue el cántaro a la fuente que cayó el esperado gol de la remontada. Esta vez por la derecha, Miki rompió a su lateral, llegó a la altura del portero y la cedió atrás para que Aythami, a puerta vacía, marcase su particular doblete y lograr el objetivo marcado.

El delirio se apoderó de las gradas y más tras la expulsión de Paulino, quien dejó a su equipo con nueve por una protesta. Sin embargo, el reloj se movía muy lento y acabó llegando lo que nadie esperaba. Gonzi mandó un patadón al borde del área, Mahmoud la peinó y Castillo entrando desde atrás remató de primeras a la escuadra, un zambombazo imposible para Anxo.

Se volvieron locos los vitorianos, parecían hundidos los nuestros, pero aún así la gloria se volvió a tocar con la yema de los dedos. Marcos Remeseiro colgó una falta en el último minuto que cabeceó solo de marca Chechu en el área pequeña, pero su remate se marchó arriba.

Ahí se escaparon las posibilidades de los nuestros, el árbitro decretó el final y todos los jugadores se derrumbaron. Se escapaba el sueño, pero a la vez la lectura posterior nos muestra que ha sido una eliminatoria para sentirse orgullosos de unos jugadores que serán, seguro, los que llevarán al club de nuevo a la Segunda B. Hoy tocó de nuevo la cara amarga del fútbol, pero estas vivencias nos harán más fuertes en el futuro para lograr nuestro sueño.

FICHA TÉCNICA:

3- SD Compostela: Anxo Pérez; Saro (Santi, m.62 (Mon, m.84)), Álvaro Casas, Chechu, Naveira (Rubén, m.62); Samu, Marcos Remeseiro; Miki, Álex Ares, Brais Abelenda; y Aythami.

2- Deportivo Alavés B: Gonzi; Pedro Caballero (Oier Sarriegui, m.81), Adrián González, Estigarribia, Nacho Ruíz (Jorge Bengoetxea, m.71); Paulino de la Fuente, Antonio Perera, Gualda, David Valero (Mahmoud, m.61); Andrei Lupu y Héctor Castillo.

Goles: 0-1: Gualda, min.31; 1-1: Aythami, min.40; 2-1: Santi, min.70; 3-1: Aythami, min.83; 3-2: Héctor Castillo.

Árbitro: González Suárez, comité asturiano. Expulsó a Antonio Perera (min.56) por doble amarilla y a Paulino de la Fuente (min.89) con roja directa. Además, amonestó a Marcos Remeseiro, Samu, Santi, Aythami, Mon, por los locales; y a Gonzi, Mahmoud, Pedro, Héctor Castillo, Lupu y Adrián González, por los visitantes.

Incidencias: Partido de vuelta de la Primera Eliminatoria del Playoff de Ascenso a la Segunda División B disputado en el Estadio Vero Boquete de San Lázaro ante 3400 espectadores. Antes del comienzo se realizó un homenaje a los héroes del ascenso a Primera División de hace 25 años. En el descanso, el Prebenjamín B recibió el trofeo de la Copa de Santiago de manos de la Federación Gallega de Fútbol.

Compartir en Redes Sociales

Relacionado